jueves, 6 de marzo de 2008

GRACIAS POR TUS CUIDADOS


Gracias
Gracias por lo que me diste
Pero no quiero ser como vos.
Gracias por tus cuidados, los sándwiches,
Las noches de desvelos, los cuentos,
Por Blancanieves y los siete enanitos,
Por las montañas y los relatos.
Gracias por las hermosas aventuras,
por las navidades-
Gracias por las tortas y esperarme al borde de la pileta.
Gracias por la fe que no hubiese tenido sin tu fe;
Pero entendeme y no tomes como una traición
Que no quiera ser como vos.
Gracias por hacer así con el pañuelo.
Gracias por el pueblo, el club, gracias por el remo
Por el río, y tu mano tomando mi mano.
Gracias incluso
Por estar ahí todavía.
Y no tomes como una traición que intente,
Que me aleje y quiera
Que me evapore y me pierda
Que calce una mochila y no me lleve todo,
que la extravíe,
que deje las llaves por ahí o me olvide
de una cita, cada tanto;
por sentir que bastaría no ser como vos
para ser lo que realmente quiero
(luego resultó que no bastaba con no ser como vos)
Porque quiera despegarme de tus consejos que se me pegaron como algas.
Y si intento sacarme tus gestos, ese modo de mirar poniendo distancia,
esa manera de peinarme, la forma de mi nariz, tu postura,
Si por amor o sin remedio aprendí hasta la forma de apoyar los pies
Y ahora quiero desprenderme de todo
De todo
De cada detalle y de todo,
De cada una de tus herencias y de todo
No sientas ingratitud, ni me cuides de mi fracaso.
Gracias por tenerme y gracias por soltarme,
Y gracias por tolerar que me quite, me desprenda, me saque todo
A ver si veo si puedo ver
A ver qué queda.
Gracias Olga por hacerme llegar este texto de Luis Pescetti ...
Realmente Hermoso ... ¡!! Silvia Zak.
Canción de las simples cosas(César Isella - Gustavo Leguizamón)
Uno se despide insensiblemente de pequeñas cosas,
lo mismo que un árbol en tiempos de otoño muere por sus hojas.
Al fin la tristeza es la muerte lenta de las simples cosas,
esas cosas simples que quedan doliendo en el corazón.
Uno vuelve siempre a los viejos sitios en que amó la vida,
y entonces comprende como están de ausentes las cosas queridas.
Por eso muchacho no partas ahora soñando el regreso,
que el amor es simple, y a las cosas simples las devora el tiempo.
Demórate aquí, en la luz mayor de este mediodía,
donde encontrarás con el pan al sol la mesa servida.
Por eso muchacho no partas ahora soñando el regreso,
que el amor es simple, y a las cosas simples las devora el tiempo.
Demórate aquí... por eso muchacho...

No hay comentarios:

VIDEO

El video es un regalo para todos uds.
El que guste se lo puede llevar ... mas
arriba esta el enlace con Youtube.
Que tambien tiene autorizacion para
hacerlo conocer al mundo. Gracias a
todos. Silvi.

La tierra

Niño indio, si estás cansado, tú te acuestas sobre la Tierra, y lo mismo si estás alegre, hijo mío, juega con ella... Se oyen cosas maravillosas al tambor indio de la Tierra: se oye el fuego que sube y baja buscando el cielo, y no sosiega. Rueda y rueda, se oyen los ríos en cascadas que no se cuentan. Se oyen mugir los animales; se oye el hacha comer la selva. Se oyen sonar telares indios. Se oyen trillas, se oyen fiestas. Donde el indio lo está llamando, el tambor indio le contesta, y tañe cerca y tañe lejos, como el que huye y que regresa... Todo lo toma, todo lo carga el lomo santo de la Tierra: lo que camina, lo que duerme, lo que retoza y lo que pena; y lleva vivos y lleva muertos el tambor indio de la Tierra. Cuando muera, no llores, hijo: pecho a pecho ponte con ella, y si sujetas los alientos como que todo o nada fueras, tú escucharás subir su brazo que me tenía y que me entrega, y la madre que estaba rota tú la verás volver entera. Gabriela Mistral

LA HORA DEL MUNDO

MI RED DE ALMAS AMIGAS

Mi Familia

Mi Familia

whos.amung.us - visitor maps

PREMIOS RECIBIDOS


SOBREVIVIENDO