viernes, 4 de febrero de 2011

EL DULCE SABOR DE UNA MUJER EXQUISITA. Gabriel García Márquez

 
Una  mujer exquisita no es  aquella 
que más hombres tiene a sus pies,
sino  aquella que tiene uno  solo 
que  la hace realmente feliz.
Una  mujer hermosa no es  la más joven
ni  la más flaca,   ni la que tiene  el cutis más terso o el cabello más llamativo.
Es aquella que con tan sólo una franca yabierta sonrisa y un buen consejo puedealegrarte la vida.
Una  mujer valiosa no es  aquella que tiene más  títulos, ni más cargos  académicos,
Sino  que es aquella que  sacrifica su sueño  temporalmente por hacer  felices 
a  los demás.
Una  mujer exquisita no es  la más ardiente, sino  la que vibra al  hacer el amor solamente  con el hombre que  ama.
Una  mujer interesante no  es aquella que se  siente halagada al ser  admirada por su belleza  y elegancia,
sino  es aquella mujer firme  de
Carácter  que puede decir “  NO ”

Y  un HOMBRE.


UN  HOMBRE EXQUISITO es  aquel 
que  valora a una mujer  así....
Que  se siente orgulloso  de tenerla
  como compañera....
Que  sabe tocarla como un músico virtuosísimo toca su amado instrumento... 
Que  lucha a su lado
compartiendo  todos sus roles,
desde  lavar platos y atender  tripones, hasta devolverle  los masajes y cuidados  que ella le prodigó  antes .
La  verdad, compañeros hombres,  es que las mujeres  en eso de ser ‘  Muy machas' nos llevan  gran recorrido...
¡Qué tontos hemos sido y somos cuando valoramos el regalo solamente por la vistosidad de su empaque...
¡ Tonto y mil veces tonto el hombre que
come sobras en la calle, teniendo un exquisito manjar en casa !

VIDEO

El video es un regalo para todos uds.
El que guste se lo puede llevar ... mas
arriba esta el enlace con Youtube.
Que tambien tiene autorizacion para
hacerlo conocer al mundo. Gracias a
todos. Silvi.

La tierra

Niño indio, si estás cansado, tú te acuestas sobre la Tierra, y lo mismo si estás alegre, hijo mío, juega con ella... Se oyen cosas maravillosas al tambor indio de la Tierra: se oye el fuego que sube y baja buscando el cielo, y no sosiega. Rueda y rueda, se oyen los ríos en cascadas que no se cuentan. Se oyen mugir los animales; se oye el hacha comer la selva. Se oyen sonar telares indios. Se oyen trillas, se oyen fiestas. Donde el indio lo está llamando, el tambor indio le contesta, y tañe cerca y tañe lejos, como el que huye y que regresa... Todo lo toma, todo lo carga el lomo santo de la Tierra: lo que camina, lo que duerme, lo que retoza y lo que pena; y lleva vivos y lleva muertos el tambor indio de la Tierra. Cuando muera, no llores, hijo: pecho a pecho ponte con ella, y si sujetas los alientos como que todo o nada fueras, tú escucharás subir su brazo que me tenía y que me entrega, y la madre que estaba rota tú la verás volver entera. Gabriela Mistral

LA HORA DEL MUNDO

MI RED DE ALMAS AMIGAS

Mi Familia

Mi Familia

whos.amung.us - visitor maps

PREMIOS RECIBIDOS


SOBREVIVIENDO