viernes, 30 de noviembre de 2007

EL TREN DE LA VIDA ... ¡!!

Hace algún tiempo atrás, ... leí un libro
que comparaba la vida con un viaje en tren.
Una lectura extremadamente interesante,
cuando es bien interpretada.

La vida no es más que un viaje por tren:
repleto de embarques y desembarques, ... salpicado
de accidentes, ... sorpresas agradables en algunos
embarques, ... y profundas tristezas en otros.

Al nacer, ... nos subimos al tren y nos encontramos
con algunas personas las cuales creemos que siempre …
estarán con nosotros en este viaje: nuestros padres.

Lamentablemente la verdad es otra.
Ellos se bajarán en alguna estación dejándonos
huérfanos de su cariño, ... amistad
y su compañía irreemplazable.
No obstante esto no impide a que se suban
otras personas que nos serán muy especiales.
Llegan nuestros hermanos, ... amigos y
esos amores maravillosos.

De las personas que toman este tren,
habrá también los que lo hagan
como un simple paseo, ... otros que encontrarán
solamente tristeza en el viaje… Y habrá otros que, circulando
por el tren, estarán siempre listos en ayudar
a quien lo necesite.

Muchos al bajar, ... dejan una añoranza
permanente… otros pasan tan desapercibidos
que ni siquiera nos damos cuenta
que desocuparon el asiento.

Es curioso constatar que algunos pasajeros,
quienes nos son más queridos, ... se acomodan
en vagones distintos al nuestro.
Por lo tanto, ... se nos obliga hacer
el trayecto separados de ellos.

Desde luego, ... no se nos impide
que durante el viaje, ... recorramos con dificultad
nuestro vagón y lleguemos a ellos...

Pero lamentablemente, ya no podremos
sentarnos a su lado pues habrá otra
persona ocupando el asiento.

No importa; ... el viaje se hace de este modo;
lleno de desafíos, ... sueños, ... fantasías, ...
esperas y despedidas... pero jamás regresos.

Entonces, hagamos este viaje de la mejor manera posible.
Tratemos de relacionarnos bien con todos
los pasajeros, ... buscando en cada uno, ...
lo que tengan de mejor.

Recordemos siempre que en algún momento
del trayecto, ... ellos podrán titubear y probablemente
precisaremos entenderlos…

Ya que nosotros también muchas veces
titubearemos, ... y habrá alguien que nos comprenda.
El gran misterio, ... al fin, es que no sabremos
jamás en qué estación bajaremos, ... mucho menos
dónde bajarán nuestros compañeros, ... ni siquiera
el que está sentado en el asiento de al lado.

Me quedo pensando si cuando baje del tren,
sentiré nostalgia... Creo que sí.
Separarme de algunos amigos de los
que hice en el viaje será doloroso.

Dejar que mis hijos sigan solos, ... será muy triste.
Pero me aferro a la esperanza de que, ... en algún momento,
llegaré a la estación principal y tendré la gran emoción
de verlos llegar con un equipaje que no tenían cuando embarcaron.

Lo que me hará feliz, ... será pensar que colaboré
con que el equipaje creciera y se hiciera valioso.
Amigos…hagamos que nuestra estadía en este tren
sea tranquila, ... que haya valido la pena.

Hagamos tanto, ... para que cuando llegue el momento
de desembarcar, ... nuestro asiento vacío, ... deje añoranza
y lindos recuerdos a los que en el viaje permanezcan.

Un abrazo a cada uno de ustedes...
Dicen que el tren solo pasa una vez en la vida, ...
así que apresurase a ... escoger un buen asiento ...
no dejen de mirar por la ventanilla.
Disfrutar del viaje ... sin dejar de admirar lo que tenemos
fuera, ¡¡¡ este es el secreto para hacer ... ameno el viaje ¡!!
Feliz viaje!!!

jueves, 29 de noviembre de 2007

Amarte así ... ¡!!

Amarte así es vivir un sueño eterno
junto a ti es confiarle al universo
este milagro de sentir amarte así.
Amarte así entregándome
al destino que elegí; y que estés en mi camino
y yo en el tuyo y compartir
Amarte así
Así, hasta morir
hasta el fondo de mi alma amarte así
así, hasta morir
ni la eternidad me alcanza
para agradecer que hoy puedo amarte así
Amarte así
es sentir que el infinito late en mí
y es testigo de este inmenso amor
que hoy siento para ti
amarte así.
Así, hasta morir
hasta el fin de la esperanza amarte así
así, hasta morir
ni la eternidad me alcanza
para agradecer que hoy puedo amarte
Hasta fundirme en este amor
hasta llenarte el corazón
y amarte así
y Amarte así

Alejandro Lerner

Cuando me amé de verdad ... ¡!!


Comprendí que en cualquier circunstancia, ...


yo estaba en el lugar correcto en la hora correcta,


en el momento exacto. ... Entonces me relajé. ...


Hoy sé que eso tiene nombre ... AUTOESTIMA


Cuando me amé de verdad,


me dí cuenta que mi angustia y sufrimientos emocionales,


no pasan de ser una señal,


de que voy en contra de mis verdades. ...


Hoy sé que eso es ... AUTENTICIDAD


Cuando me amé de verdad....


dejé de desear que mi vida fuese distinta


y comencé a ver que todo lo que sucede


contribuye a mi crecimiento. ...


Hoy a eso le llamo.... MADUREZ


Cuando me amé de verdad....


comencé a entender como es ofensivo forzar


alguna situación o a alguién sólo para realizar mis deseos,


aún sabiendo que no es el momento o


la persona no está preparada, inclusive yo mismo. ...


Hoy sé que el nombre a esto es.... RESPETO


Cuando me amé de verdad....


comencé a despojarme de todo lo que no fuera saludable...


personas, tareas, y cualquier cosa que me desanimara. ...


En principio, mi razón me llamó la atención


acerca de esa actitud de egoísmo. ...


Hoy sé que se llama.... AMOR PROPIO


Cuando me amé de verdad....


dejé de temerle a mi tiempo libre y de hacer grandes planes. ...


Abandoné proyectos a muy largo plazo. ...


Hoy hago lo que considero correcto, lo que me gusta,


cuando quiero y a mi propio ritmo. ...


Hoy sé que eso es....SIMPLICIDAD


Cuando me amé de verdad...


desistí de querer tener siempre la razón


y con eso cometí menos errores. ...


Hoy descubrí la..... HUMILDAD


Cuando me amé de verdad...


dejé de revivir el pasado y de preocuparme por el futuro. ...


Ahora, me mantengo en el presente,


que es donde la vida realmente ocurre. ...


Hoy vivo, un día a la vez....


Eso es.... PLENITUD


Cuando me amé de verdad....

entendí que mi mente puede perturbarme y decepcionarme. ...

Pero cuando la coloco al servicio del corazón,

se torna una enorme y valiosa aliada.


Todo eso es....¡SABER VIVIR!
http://www.youtube.com/watch?v=YW8IjcOWtlI

miércoles, 28 de noviembre de 2007

... APRENDÍ ... ¡!!

Aprendí que la distancia puede causar nostalgia,
pero nunca olvido…
Aprendí que no importa lo que suceda,
o lo ruín que parezca el día de hoy,
la vida continúa, y el mañana será mejor.
Aprendí que se puede conocer bien a una persona,
por la forma en que reacciona ante tres cosas:
- un día lluvioso,- un equipaje perdido y
- los haces de luces de un árbol de Navidad que se entrelazan.
Aprendí que,
no importa el tipo de relación que tengas
con tus padres, sentirás su falta cuando ellos no estén.
Aprendí que “saber ganar” la vida no es lo mismo que “saber vivir”.
Aprendí que la vida, a veces, nos da una segunda oportunidad.
Aprendí que vivir no es sólo recibir, también es dar.
Aprendí que si buscas la felicidad, te ilusionas.

Pero, si centras la atención en la familia,
en los amigos, en las necesidades de los demás,
en el trabajo y en intentar hacer lo mejor, la felicidad te encontrará.
Aprendí que siempre que decido algo con el corazón abierto,
generalmente acierto.
Aprendí que cuando siento dolor,
no necesito ser un dolor para los demás.
Aprendí que diariamente necesito llegar y tocar a alguien.

A las personas les gusta un toque humano, sentir una mano amiga,
recibir un abrazo afectuoso, o simplemente una palmada amistosa en la espalda.
Aprendí que aún tengo mucho que aprender. ... ¡!!
...Hay momentos en la vida en que somos tímidos para expresar el amor que sentimos. Quizá por temor a avergonzar a la otra persona o a avergonzarnos nosotros mismos, dudamos en decir “Te quiero” y tratamos de comunicar la idea con otras palabras…
Decimos “Cuídate”, “No manejes rápido”, “Pórtate bien”… Pero en realidad, estas son diferentes maneras de decir “Te quiero…”, “Eres lo más importante para mí…”, “Me importa lo que te suceda…”, “No quiero que estés mal…”, etc.
A veces somos muy extraños. La única cosa que queremos decir y la única cosa que debemos decir, es la única cosa que no decimos (me entiendes verdad). Y aún así, porque el sentimiento es real y la necesidad de decirlo es tan fuerte, usamos otras palabras y signos para decir lo que realmente queremos decir.
Y muchas veces el significado nunca se comunica del todo, y la otra persona se siente ignorada o tal vez no tan querida…
Por eso, debemos ESCUCHAR EL AMOR en las palabras que las otras personas nos dicen, algunas veces las palabras explícitas son necesarias, pero muchas veces es más importante la manera como se dicen las cosas…
Un apodo dicho cariñosamente porta mayor afecto y amor que los sentimientos que son expresados de manera poco sincera.
Un abrazo o un beso impulsivos dicen “TE AMO”, aún cuando las palabras digan algo diferente.
Cualquier expresión de preocupación de una persona por otra dice “Te quiero”.
A veces la expresión es vulgar, a veces incluso cruel. A veces debemos mirar y escuchar muy atentamente el amor que contienen… Pero muy frecuentemente está allí, debajo de la superficie.
Decimos “TE AMO” de muchas maneras: con regalos de cumpleaños, con notitas dibujadas, con sonrisas y a veces con lágrimas. A veces mostramos nuestro Amor cuando nos mantenemos en silencio, sin decir ni una palabra, y a veces incluso hablando bruscamente.
A veces mostramos nuestro Amor a través de la impulsividad. Muchas veces tenemos que demostrar Amor perdonando a alguien que no ha escuchado el Amor que hemos tratado de expresar.
El problema de escuchar el Amor es que no siempre entendemos el lenguaje del Amor que la otra persona está usando.
Una chica puede usar las lágrimas o las emociones para decir lo que quiere decir, y su novio puede no entenderla porque espera que ella le hable en el lenguaje de él.
Por eso, tenemos que esforzarnos por realmente escuchar el Amor.El problema con nuestro mundo es que la gente rara vez se escucha el uno al otro.Oyen las palabras, pero no escuchan en las acciones que acompañan a esas palabras o en las facciones del rostro. O la gente sólo escucha el rechazo o el malentendido. No ven el Amor que está allí, debajo de la superficie, aún cuando las palabras sean amargas…
Tenemos que escuchar el amor en aquellos que están alrededor nuestro…Si escuchamos atentamente, descubriremos que somos muchísimo más amados de lo que pensamos. Escuchemos al Amor y descubriremos que, después de todo, el mundo es un lugar muy amoroso…
El AMOR es feliz, nos hace reír, nos hace llorar, nos hace cantar, nos hace tristes, nos hace buscar una razón, nos hace pedir, nos hace dar, pero por sobre todo, nos hace VIVIR.
No es la presencia o la ausencia de la gente lo que hace la diferencia, porque una persona puede no estar solitaria aún cuando esté sola.
Algunas veces es bueno estar solo. Pero eso no nos hace solitarios. No es un asunto de estar presente con alguien. El asunto es estar presente para alguien.
Así que recuerda: Si amas a alguien, díselo. Recuerda siempre decir lo que sientes. Nunca tengas temor de expresarte a ti mismo.
Aprovecha esta oportunidad para decirle a alguien lo que significa para ti. Aprovecha el día y no tengas reparos. Y lo más importante: Permanece cerca de tus amigos y tu familia, porque ellos te han ayudado a ser la persona que eres hoy y eso es lo más importante.
Haz la diferencia en tu día y en el de ellos. La diferencia entre expresar el Amor y los rencores es que los rencores a veces perduran más…

martes, 27 de noviembre de 2007

La Rosa dentro de Tí....

... Un cierto hombre plantó una rosa y la regó fielmente y antes de que floreciera, la examinó. Vio que el capullo pronto florecería, pero notó espinas en el tallo y pensó: "¿Cómo puede tan bella flor provenir de una planta cargada de tantas espinas afiladas?" Entristecido por este pensamiento, se olvidó regar la rosa y, justo antes de que pudiera florecer, murió.
Así pasa con mucha gente. Dentro de cada alma hay una rosa. Las cualidades que reflejan a Dios colocadas en nosotros al nacer, crecen en medio de las espinas de nuestras fallas. Muchos de nosotros nos miramos a nosotros mismos y vemos tan sólo las espinas, los defectos.
Nos desesperamos, pensando que nada bueno puede salir de nosotros.
Descuidamos regar lo bueno en nosotros y, eventualmente se muere. Nunca alcanzamos nuestro potencial.
Alguna gente no ven la rosa dentro de sí mismas; alguien más tiene que mostrárselas. Uno de los grandes dones que una persona puede poseer es la habilidad de llegar más allá de las espinas de otros y hallar la rosa dentro de ellos.
Esta es una de las características del amor... mirar a una persona, conocer sus verdaderas fallas y aceptar a esa persona en nuestra vida... siempre reconociendo la nobleza en su alma. Ayudemos a otros a darse cuenta de que pueden superar sus fallas. Si les mostramos la "rosa" dentro de sí, ellos conquistarán sus espinas.

lunes, 26 de noviembre de 2007

... UNA LAGRIMA ... ¡!!

... Una lágrima es eso que humedece los ojos del mundo, ... y que el mundo se empeña en ocultar.... Es eso que nos tragamos tantas veces por soberbia, ... por orgullo, ... por demostrar fortaleza y queda atorada en la garganta, ... apretada en el corazón comprimiéndolo todo. ... Es tan profunda que no sabemos con certeza de dónde nace, ... ni si podrá morir alguna vez. ... A veces una lágrima cicatriza una herida, ... lava una pena y ablanda el corazón. ... Una lágrima es un recuerdo, ... una angustia, ... una desesperación, ... un interrogante.... Una lágrima puede ser a veces el comienzo del perdón, ... la primera luz de la rectificación, ... que hace estrechar una mano.... Una lágrima puede ser rebeldía o arrepentimiento. ... Odio. Amor, ... luz o sombra. ... Una lágrima puede ser el sueño desvanecido que rozó nuestros párpados o el amor perdido que aun esta dulce, ... húmedo. ... Una lágrima es a veces la gota mágica que hace cambiar por dentro, cuando tenemos que pagar nuestra cuota de dolor, la lágrima ayuda.Cuando la derramamos en el corazón querido, ... o en la intimidad de la amistad la lágrima une, ... estrecha, ... funde. ... La lágrima transforma enseña, ... disuelve los rencores, ... las espinas, ... las malas yerbas que van creciendo e impiden acercarse, ... abrazarse, ... comprenderse. ... La lágrima descubre. ... ¡¡El que ignora los motivos por los que las derraman, no te conoce..!!
... ¡Dichosos los que saben llorar ... ¡!!
(SDZ).

A tiempo de aprender ... ¡!!

·Al primer año de nacido aprendí lo importante
que es un juguete, sobre todo si sabe rico.

·A los 2 años aprendí que caerse duele.

·A los 3 años aprendí que duele más una palabra que un golpe.

·A los 4 años aprendí lo interesante que puede ser un rompecabezas.

·A los 5 años aprendí que a los pececitos dorados no les gustaba la gelatina...

·A los 6 años aprendí que bañar a las tortugas

con agua caliente las mata aunque huelan feo.

·A los 7 años aprendí lo confortante que se siente un abrazo

de papá o mamá cuando me daba miedo o simplemente cuando

sentía que necesitaba sentirme amado.

·A los 8 años aprendí que no todo se puede arreglar con un berrinche.

·A los 9 años aprendí que mi profesora sólo me preguntaba

cuando yo no sabía la respuesta.

·A los 10 años aprendí que era posible estar enamorado de

cuatro chicas al mismo tiempo.
·A los 12 años aprendí que si tenía problemas en la escuela,
los tenía más grandes en casa.

·A los 13 años aprendí que cuando mi cuarto quedaba del

modo que yo quería; mi madre me mandaba a ordenarlo.

·A los 15 años aprendí que no debía descargar mis frustraciones

en mi hermano, porque mi padre tenía frustraciones mayores...

y la mano más pesada.

·A los 16 años aprendí que mi hermana no era mi mayor enemiga.

Y que podía ser mi mejor confidente.

·A los 17 años aprendí que emborracharte no siempre es el

mejor sentimiento, (menos al otro día) y que no es la mejor

forma de solucionar los problemas.

·A los 18 años aprendí que no valía la pena discutir con mi madre.

·A los 19 años aprendí lo que duele dejar a alguien que amas.

·A los 20 años aprendí que los grandes problemas siempre

empiezan pequeños.

·A los 21 años aprendí que un libro puede llegar a ser una buena

compañía.

·A los 22 años aprendí que si encuentras a la mujer adecuada te

puede enseñar a amar.

·A los 23 años aprendí lo que es extrañar a alguien y lo grato que

es volverlo a encontrar.

·A los 24 años aprendí que con el tiempo las cosas se miran de una

forma diferente.

·A los 25 años aprendí que aunque me quería comer el mundo

aún me faltaba mucha experiencia.

·A los 26 años aprendí que no importa lo lejos que viajes cuando quieras

huir de algo, tus problemas siempre te acompañaran a lo largo de toda la travesía.

·A los 27 años aprendí que el título obtenido no era la meta soñada.

·A los 28 años aprendí que se puede hacer en un instante, algo que te va a

hacer doler la cabeza la vida entera.

·A los 30 años aprendí que se necesita mucho amor, paciencia e inteligencia

para vivir con alguien.

·A los 31 años aprendí lo que es ser padre y me empecé a dar cuenta

de lo que eso significa.

·A los 32 años me di cuenta lo que me faltó platicar y convivir con mi padre.

Y lo mucho que me faltó aprender de él.

·A los 33 años aprendí que a las mujeres les gusta recibir flores,

especialmente sin ningún motivo.

·A los 34 años aprendí que no se cometen muchos errores con la boca cerrada.

·A los 35 años aprendí que puedes deprimirte como cuando tenías 17 años

y eso no está mal. Sólo significa que estás empezando a pensar en ti mismo.

·A los 36 años entendí que mi madre no va cambiar y sigue siendo inútil discutir con ella.

·A los 37 años comprendí lo lejos que estaba de saber quién era.

·A los 38 años aprendí que a veces la vida se repite y duele igual que la primera vez.

·A los 39 años aprendí que ser buen amigo no se trata sólo de recibir.

·A los 40 años aprendí que si estás llevando una vida sin fracasos, no estás

corriendo los suficientes riesgos.
Luego, al pasar de los años aprendí. ...

·Que puedes hacer a alguien disfrutar el día solo con un pequeño detalle que

casi siempre no cuesta nada.

·Que niños y abuelos son aliados naturales.

·Que ver una buena película puede darme una tarde agradable.

·Que aprender a aceptarme como soy me puede ayudar a no sentirme tan solo.

·Que es absolutamente imposible tomar vacaciones sin engordar cinco kilos.

·Que no puedo cambiar lo que pasó, pero puedo dejarlo atrás.

·Que las cosas que te pasan y que te duelen siempre
te dejan una enseñanza. Y está en ti aprender de ella.

·Que nunca es tarde para decir lo siento y perdón.
Que puede doler, pero sé que después me voy a sentir mejor.

·Que nunca es tarde para decir la verdad (por más dura que ésta sea),

y que tampoco es tarde para enfrentarme a quien le hice daño si aquélla

persona te quiere te sabrá entender y perdonar.

·Que pedir ayuda puede dar mucha vergüenza y miedo,
pero que a veces es necesario y hay que sacar
fuerzas y valor para hacerlo.

·Que la mayoría de las cosas por las cuales
me he preocupado nunca suceden.

·Que esperar a los hijos despierto cuando salen
de noche no va a hacerque lleguen más temprano.

·Que si esperas a jubilarte para disfrutar de la vida,
esperaste demasiado tiempo.

·Que nunca se debe ir a la cama sin resolver una pelea.

·Que me hubiera gustado tener la experiencia que tengo ahora
cuando era más joven, seguramente no habría dejado
pasar muchas oportunidades.

·Y que ahora entiendo que eso es imposible
y que solo me queda aplicar mis experiencias

y no perder la oportunidad de encontrar a un amigo.

·Que si las cosas van mal, yo no tengo por qué ir con ellas.

·Aprendí que envejecer es importante.

·Aprendí que amé menos de lo que hubiera debido.

Y hoy...me doy cuenta todavía; que tengo mucho qué aprender.

Y que no importa la edad que tengas,
aún estás a tiempo de cambiar las cosas y ser feliz.

Paulo Coelho

VIDEO

El video es un regalo para todos uds.
El que guste se lo puede llevar ... mas
arriba esta el enlace con Youtube.
Que tambien tiene autorizacion para
hacerlo conocer al mundo. Gracias a
todos. Silvi.

La tierra

Niño indio, si estás cansado, tú te acuestas sobre la Tierra, y lo mismo si estás alegre, hijo mío, juega con ella... Se oyen cosas maravillosas al tambor indio de la Tierra: se oye el fuego que sube y baja buscando el cielo, y no sosiega. Rueda y rueda, se oyen los ríos en cascadas que no se cuentan. Se oyen mugir los animales; se oye el hacha comer la selva. Se oyen sonar telares indios. Se oyen trillas, se oyen fiestas. Donde el indio lo está llamando, el tambor indio le contesta, y tañe cerca y tañe lejos, como el que huye y que regresa... Todo lo toma, todo lo carga el lomo santo de la Tierra: lo que camina, lo que duerme, lo que retoza y lo que pena; y lleva vivos y lleva muertos el tambor indio de la Tierra. Cuando muera, no llores, hijo: pecho a pecho ponte con ella, y si sujetas los alientos como que todo o nada fueras, tú escucharás subir su brazo que me tenía y que me entrega, y la madre que estaba rota tú la verás volver entera. Gabriela Mistral

LA HORA DEL MUNDO

MI RED DE ALMAS AMIGAS

Mi Familia

Mi Familia

whos.amung.us - visitor maps

PREMIOS RECIBIDOS


SOBREVIVIENDO