martes, 9 de octubre de 2007

Todo llega ... cuando tiene que llegar ... ¡!!



Es muy humano desear signos

y mensajes inmediatos.

Sin embargo, para escuchar

hay que saber hacerlo,

y para saber

hay que dedicar tiempo a aprender.


Si practicas el silencio
el viaje interior,

si te das tiempo para escuchar
y crear el espacio para escuchar,

serás capaz de oír.

Serás capaz de ver los signos

y recibir los mensajes que esperas.

Al mismo tiempo,

desarrollarás el arte de la paciencia.



La paciencia y la oportunidad…

Todo llega cuando tiene que llegar.

Una vida llega cuando uno puede vivirse sin prisas,

no puede ajustarse a un calendario.

Brian Weiss "Sólo el amor es real"

Y así, después de esperar tanto, un día como cualquier otro... ¡decidí triunfar!

Decidí no esperar a las oportunidades sino yo mismo buscarlas; decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución; decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis; decidí ver cada noche como un misterio a resolver; decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz.

Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en éstas está la única y mejor forma de superarnos; aquel día dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar. Descubrí que no era yo el mejor y que quizá nunca lo fui, me dejó de importar quién ganara o perdiera.... ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer.

Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir.

Aprendí que el mejor triunfo que puedo tener, es tener el derecho de llamar a alguien "Amigo".

Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento... el amor es una filosofía de vida.

Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente; aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.

Aquel día decidí cambiar tantas cosas... aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad...

Desde aquel día ya no duermo para descansar... ahora simplemente duermo para soñar.

Walt Disney

lunes, 8 de octubre de 2007

La Manera de Nombrar ... !!!



“A eso de caer y volver a levantarte,

de fracasar y volver a comenzar,

de seguir un camino y tener que torcerlo,

de encontrar el dolor y tener que afrontarlo.

A eso… no le llames adversidad, llámale Sabiduría
A eso de sentir la mano de Dios y saberte impotente,

de fijarte una meta y tener que seguir otra,

de huir de una prueba y tener que encararla,

de planear un vuelo y tener que recortarlo,

de aspirar y no poder, de querer y no saber, de avanzar y no llegar.

A eso… no le llames castigo,

llámale Enseñanza
A eso de pasar juntos días radiantes, días felices y días tristes,

días de soledad y días de compañía. A eso… no le llames rutina,

llámale Experiencia
A eso de que tus ojos miren y tus oídos oigan,

y tu cerebro funcione y tus manos trabajen,

y tu alma irradie, y tu sensibilidad sienta, y tu corazón ame…

A eso… no le llames poder humano,

llámale Milagro Divino
A eso de que tus ojos estén leyendo este mensaje y que tengas

el tiempo para disfrutarlo, que escuches esa melodía y tengas

esa sensación de cariño… A eso… no le llames casualidad,

llámale Amistad”

VIDEO

El video es un regalo para todos uds.
El que guste se lo puede llevar ... mas
arriba esta el enlace con Youtube.
Que tambien tiene autorizacion para
hacerlo conocer al mundo. Gracias a
todos. Silvi.

La tierra

Niño indio, si estás cansado, tú te acuestas sobre la Tierra, y lo mismo si estás alegre, hijo mío, juega con ella... Se oyen cosas maravillosas al tambor indio de la Tierra: se oye el fuego que sube y baja buscando el cielo, y no sosiega. Rueda y rueda, se oyen los ríos en cascadas que no se cuentan. Se oyen mugir los animales; se oye el hacha comer la selva. Se oyen sonar telares indios. Se oyen trillas, se oyen fiestas. Donde el indio lo está llamando, el tambor indio le contesta, y tañe cerca y tañe lejos, como el que huye y que regresa... Todo lo toma, todo lo carga el lomo santo de la Tierra: lo que camina, lo que duerme, lo que retoza y lo que pena; y lleva vivos y lleva muertos el tambor indio de la Tierra. Cuando muera, no llores, hijo: pecho a pecho ponte con ella, y si sujetas los alientos como que todo o nada fueras, tú escucharás subir su brazo que me tenía y que me entrega, y la madre que estaba rota tú la verás volver entera. Gabriela Mistral

LA HORA DEL MUNDO

MI RED DE ALMAS AMIGAS

Mi Familia

Mi Familia

whos.amung.us - visitor maps

PREMIOS RECIBIDOS


SOBREVIVIENDO