viernes, 11 de diciembre de 2009

Historias de mi querida Buenos Aires



Una historia que no muchos conocen…
El primer árbol de navidad que conoció, nuestra Ciudad de Buenos Aires, fue armado por el joven Miguel Hines en la navidad de 1807; durante la segunda invasiones Inglesa.

Hines, había nacido en Dublín y fue criado por Mary Hines. Al cumplir los 18 años, Mary le hace entrega de una carta y un anillo donde se le revelaba ser hijo natural del futuro Jorge IV de Inglaterra. Viaja a Londres en compañía de un amigo, llegando al mismo tiempo que el tesoro de oro y plata robado por Beresford, a Buenos Aires en la primera invasión. … Sin pensarlo dos veces y ante el asombro de su amigo… tira la misiva y el anillo, única prueba de quien era. Se enrolo en las tropas que planeaban tomar la ciudad de Buenos Aires, su sueño era hacer fortuna por sus medios. Desembarco en buenos aires como soldado… lucho cuerpo a cuerpo por las calles de la ciudad. Cae herido, y hubiese muerto de no ser por Jorge Terrada, que lo cuidó hasta su recupero. Entró a trabajar como dependiente al establecimiento de los Terrada; y fue un miembro más de la familia.
Se asocia luego al capitán Guillermo Brown, y tiempo después se establece en la Colonia del Sacramento, donde gozó de fama y predicamento, a punto tal de ser elegido alcalde del pueblo.
Muere en circunstancia no muy claras, al estallar el polvorín de un batallón portugués. También se dice que fue el secreto accionar de Rosas, que de esta forma eliminaba a un amigo de los unitarios emigrados.
El almirante Greenfield despidió sus restos, junto a otros connacionales, todos sabedores de la sangre real que corría por sus venas.
Con su fallecimiento no termina la historia de esta familia, Hines tuvo un hijo del mismo nombre que quedó ciego a poco de cumplir los 20 años, a pesar de viajar a Europa para ser operado. Dotado para la música, se convirtió en un conocido interpreté y compositor, autor de célebres melodías, hoy completamente perdidas… En mayo de 1856 actuó en el Salón de Recreo, junto Eduardo Amigo  (Pianista y organista español).
Aquel primer árbol, tenía velas y regalos, costumbres de su lejana Irlanda. Así nació entre nosotros esta práctica, que con los años se generalizaría en todo el mundo.
Historias de mi querida Buenos Aires. Besitos. Silvi.

jueves, 10 de diciembre de 2009

NO ... ES PURA COINCIDENCIA .¡??


Conversación telefónica entre una hija y su madre

Cualquier Semejanza con la realidad .....
... NO ES PURA COINCIDENCIA

Hola mamá, ¿te puedo dejar los chicos esta noche?

¿Vas a salir?

¿Con quién?
Con un amigo
No se porque te separaste de tu marido, es un hombre tan bueno ...
Yo no me separé, ...
él me dejó, mamá.
Vos dejaste que se fuera y ahora andas por ahí con cualquiera
No ando con cualquiera, mamá. Bueno, ¿te puedo dejar los chicos?
Yo jamás las dejé a ustedes para salir con alguien que no fuera tu padre.
Hay muchas cosas que hiciste vos y yo no haría nunca, mamá.
¿Qué me querés decir?
Nada, sólo quiero saber si te puedo llevar los chicos.
¿Vas a quedarte a dormir con el otro?
¡¡Qué diría tu marido si se llegara a enterar!
¡¡¡Mi EX-MARIDO, mamá!!!
Y no creo Que a él le importe, desde que nos separamos sin haber dormido Debe
ninguna noche en solitario.
Entonces ... ¿Te vas a quedar a dormir con ese vago??!
¡¡¡No es un vago!
Un hombre que sale con una divorciada con hijos es un vividor y vago de las Naciones Unidas
No quiero discutir ¿te llevo los chicos o no?
¡¡¡Pobres criaturas, con Así una madre!!!
¿Así como?
¡¡¡Con pajaritos en la cabeza, por eso te dejó tu marido!
¡¡¡¡Basta!!!
¡Y encima me gritas!, ¡¡¡Seguramente Que a ese vago que andás con el no le gritas!
¡Nooo! Al contrario! Todo lo contrario, seguro !!!!!
¿¿¿Ahora te preocupa el vago?? ..
¿Ves que vos también lo llamas vago? Yo me di cuenta de entrada.
Enseguida le saqué la ficha un vividor ese.
No, no es Ningún vividor! Y bueno, ya está;
mejor, corto.
Espera, no cortés, no me dijiste A qué hora me traés A LOS chicos. . .
No te los voy a llevar ...
¡porque NO VOY A SALIR!
Pero, cómo ... ? ... si no salís nunca ...
Cómo vas a Rehacer tu vida?
¿No pretenderás quedarte sola para siempre?
¿Y cuándo los chicos parezcan? ¿Que vas a ser? ¿Eh?
Hola, Hola
¿Estás ahí?
Encima me corta, la hija de pu ... ta ... cualquiera Estaría desando Tener una madre tan compañera como yo ...
¡Lo que tenemos que sufrir las Madres!
Madre solo hay una ...
Por suerte ...
No Crean que me iria mejor ... es por eso, que no intento. Besitos.

domingo, 6 de diciembre de 2009

LAS MAMÁS SOLO MUEREN CUANDO QUIEREN



Emiliano y Elizabeth
Mis mellizos
La primera foto en casa, a los 20 días de nacidos

Yo tenía 6 años cuando maté a mi mamá por primera vez.
No quería que estuviera junto a mí en mi 1º día de clase. Yo me consideraba lo suficientemente fuerte para enfrentar los desafíos que la nueva vida me traería.
Pocas semanas después descubrí aliviado que ella aún estaba allí, lista para defenderme de los compañeros agresivos que me amenazaban, y para auxiliarme frente a las dificultades de mis primeras cuentas.
A los 14 años la maté nuevamente.
No la quería imponiéndome reglas o límites, ni que me impidiera vivir la plenitud de los vuelos juveniles.
Pero enseguida, con la primera borrachera, felizmente la redescubrí viva, fué cuando ella no solo me curó de la resaca, sino que también impidió la vergonzosa paliza que recibiría de mi padre.
A los 18 años pensé que mataría a mi madre definitivamente, sin chances para la resurrección.
Había entrado a la facultad, me había mudado a la capital, hacía política estudiantil, actividades en que la presencia materna no cabía en ninguna hipótesis.
Ingenuo engaño:
cuando me descubrí confundido sobre que rumbo seguir, volví a la casa materna, único espacio posible de guarida y comprensión.
A los 23 años me dí cuenta que la muerte materna era posible, solo requería lentitud...
Fué cuando me casé, planté bandera de independencia y seguí viaje.
Pero bastó ver nacer a mi primera hija, para descubrir que ese ser llamado madre se transformaría en un especimen aún mas vigoroso llamado abuela.
Para quien aún no vivió la experiencia, abuela es madre en dosis doble...
A pesar de todo continué creyendo en la tesis de la muerte lenta y demorada, y de a poco me fuí sintiendo mas distante y autónomo, aún cuando a intervalos regulares ella reapareciese en mi vida desempeñando papeles importantes y únicos, papeles que solamente ella podría protagonizar...
Pero el final de esa historia, al contrario de lo que siempre imaginé, fué ella quien la definió:
cuando menos lo esperaba, ella decidió morir.
Así, sin mas, ni menos, sin pedir permiso, sin hora marcada u ocasión para la despedida.
Ella simplemente se fué, dejando la lección: las madres son para siempre.
Al contrario de lo que siempre imaginé, son ellas quienes deciden cuanto esta eternidad puede durar en la vida, y cuanto queda relegado para el etéreo terreno de la nostalgia...
No sé... Si la vida es corta o demasiado larga para nosotros,
Solo sé que debemos demostrar nuestro amor a las personas, mientras ellas están por aqui...
Es por eso que tenemos que amarla siempre!
Y no matarla en vida...
Nunca sabremos cuando ella vá a querer partir...
El vacío que queda, nunca conseguiremos llenarlo...
Para quien aún la tiene a su lado, ámala...
Abrázala siempre...
Y para quien ya no la tiene...
Guarda sus recuerdos en el mas precioso de los baúles...
Dondequiera que ella esté, debes saber que siempre vá a entender el mensaje... Vá a llorar cuando llores...
Vá a sonreir cuando sonrías...
Vá a velar por tu sueño, como lo hacía cuando eras un niño...
No esperes su partida para darle AMOR.
Un día vas a descubrir que tal vez la persona que mas te amó en la vida, fué ella...
Incondicionalmente...
Desde que surgiste en esta vida...
Si ella está a tu lado, dale un beso y un abrazo, y decile lo que ella siempre quizo oír:
MAMA, YO TE AMO! GRACIAS POR EXISTIR!
Y si ella ya no está a tu lado... Cierra los ojos y haz una oración por ella, agradeciendo por la vida y también diciendo que la amas...

"Generalmente, las madres, mas que amar a los hijos, se aman en los hijos”

(Friedrich Nietzsche)

VIDEO

El video es un regalo para todos uds.
El que guste se lo puede llevar ... mas
arriba esta el enlace con Youtube.
Que tambien tiene autorizacion para
hacerlo conocer al mundo. Gracias a
todos. Silvi.

La tierra

Niño indio, si estás cansado, tú te acuestas sobre la Tierra, y lo mismo si estás alegre, hijo mío, juega con ella... Se oyen cosas maravillosas al tambor indio de la Tierra: se oye el fuego que sube y baja buscando el cielo, y no sosiega. Rueda y rueda, se oyen los ríos en cascadas que no se cuentan. Se oyen mugir los animales; se oye el hacha comer la selva. Se oyen sonar telares indios. Se oyen trillas, se oyen fiestas. Donde el indio lo está llamando, el tambor indio le contesta, y tañe cerca y tañe lejos, como el que huye y que regresa... Todo lo toma, todo lo carga el lomo santo de la Tierra: lo que camina, lo que duerme, lo que retoza y lo que pena; y lleva vivos y lleva muertos el tambor indio de la Tierra. Cuando muera, no llores, hijo: pecho a pecho ponte con ella, y si sujetas los alientos como que todo o nada fueras, tú escucharás subir su brazo que me tenía y que me entrega, y la madre que estaba rota tú la verás volver entera. Gabriela Mistral

LA HORA DEL MUNDO

MI RED DE ALMAS AMIGAS

Mi Familia

Mi Familia

whos.amung.us - visitor maps

PREMIOS RECIBIDOS


SOBREVIVIENDO