sábado, 19 de diciembre de 2009

En un momento, envejecieron





Padres héroes y madres heroínas del hogar.
Pasamos buena parte de nuestra existencia cultivando estos estereotipos.
Hasta que un día el padre héroe comienza a pensar todo el tiempo, protesta bajito y habla de cosas que no tienen ni pie ni cabeza.
La heroína del hogar comienza a tener dificultades en terminar las frases y empieza a enojarse con la empleada.
Que hicieron papa y mama para envejecer de un momento a otro?
Envejecieron...
Nuestros padres envejecieron.
Nadie nos había preparado para esto.
Un bello día ellos pierden la compostura, se vuelven mas vulnerables y adquieren unas manías bobas.
Están cansados de cuidar de los otros y de servir de ejemplo: ahora llego el momento de ellos de ser cuidados y mimados por nosotros.
Tienen muchos kilómetros andados y saben todo, y lo que no saben lo inventan.
No hacen mas planes a largo plazo, ahora se dedican a pequeñas aventuras, como comer a escondidas todo lo que el médico le prohibió.
Tienen manchas en la piel.
De repente están tristes.
Más no están caducos:
Caducos están los hijos, que rechazan aceptar el ciclo de la vida.
Es complicado aceptar que nuestros héroes y heroínas ya no están con el control de la situación.
Están frágiles y un poco olvidadizos, tienen este derecho, pero seguimos exigiendo de ellos la energía de una usina.
No admitimos sus flaquezas, su tristeza.
Nos sentimos irritados y algunos llegamos a gritarles si se equivocan con el celular u otro electrónico, encima no tenemos paciencia para oír por milésima vez la misma historia que cuentan como si terminaran de haberla vivido.
En vez de aceptar con serenidad el hecho de que adoptan un ritmo más lento con el pasar de los años, simplemente nos irritamos por haber traicionado nuestra confianza, la confianza de que serian indestructibles como los súper-héroes.
Provocamos discusiones inútiles y nos enojamos con nuestra insistencia para que todo siga como siempre fue.
Nuestra intolerancia solo puede ser miedo.
Miedo de perderlos, y miedo de perdernos, miedo de también dejar de ser lúcidos y joviales.
Con nuestros enojos, solo provocamos más tristeza a aquellos que un día solo procuraron darnos alegrías.
Por que no conseguimos ser un poco de lo que ellos fueron para nosotros? Cuantas veces estos héroes y heroínas estuvieron noches enteras junto a nosotros, medicando, cuidando y controlando la fiebre!!
Nos enojamos cuando ellos se olvidan de tomar sus remedios, y al pelear con ellos, los dejamos llorando, tal cual criaturas que fuimos un día.
El tiempo nos enseña a sacar provecho de cada etapa de la vida, pero es difícil aceptar las etapas de los otros...
Mas cuando los otros fueron nuestros pilares, aquellos para los cuales siempre podíamos volver y sabíamos que estarían con sus brazos abiertos, y que ahora están dando señales de que un día irán a partir sin nosotros.
Hagamos por ellos hoy lo mejor, lo máximo que podemos, para que mañana cuando ellos ya no estén mas... podamos recordarlos con cariño, de sus sonrisas de alegría y no de las lagrimas de tristeza que ellos hayan derramado por causa nuestra.
Al final, nuestros héroes de ayer... serán nuestros héroes eternamente ...
GRACIAS!!!

viernes, 18 de diciembre de 2009

Para tener presente... ¡!!



El hombre puede tenerlo todo
pero sin Paz
nunca disfrutara,
ni aun la experiencia más pequeña
de este gran todo.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

... Como festejamos estas fechas.



Hoy en Buenos Aires es un día gris y llueve… raro en mí, desperté tarde… Creo que es el efecto víspera de fiesta… Navidad y fin de año me ponen triste; se agolpan recuerdos mi alma se pone nostálgica y mis ojos se llenan de lagrimas… Son días de mucho trabajo… y despedidas; la gente no camina corre… las compras del supermercado… el pavo las nueces… regalos. Comienzan los líos de familia, las discusiones sin sentido… que tu mama ¿!! … que este año le toca a los míos ¡!!… no tengo ganas de aguantar a tu cuñada… la señora no se mueve de la silla ¡?? … cual es el problema solo la debemos soportar una vez al año ¡??… Para muchos, es la fiesta de la obligación el 24, compartir con la familia… no digo en familia… No así el 31… que libera y uno elije con quien, familia o amigos. A esos días, le doy un toque diferente… el comedor de la casa, que se usa solo para eventos… se ilumina, se estrena mantel o el de hilo que herede de la abuelas. La porcelana y las copas de cristal, vive guardado, sale de la sombras… se cena a la luz de velas… Me ocupo del mas mínimo detalle… me hago tiempo para mi arreglo personal… maquillaje, peinado y manos… todos estrenamos algo… Nos vestimos para la gran noche… Para nosotros son fechas difíciles… hemos quedamos solos.
Somos de otra época… donde pedíamos permiso para no participar de una fiesta… comenzamos a festejar los 24… a raíz que el 31, nos íbamos a la costa a disfrutar de nuestras merecidas vacaciones. Suele hacer mucho calor… cosa que no creo este año, muy lluvioso y tira a fresco. Tenia ganas de contarles… como festejamos estas fechas.
La primera es pura magia… los sueños… lo irreal… El 31 es el fin, el balance…los logros… las metas… la vida real.
Sean Feliz ... y disfruten de cada momento. En mi corazón. Silvi.

martes, 15 de diciembre de 2009

Te pido ...¡!!


No somos solo lo que vemos como realidad, sino que existe la realidad que tampoco podemos ver a simple vista.



Hola Dios! ¿Como estas?...

Te escribo para saludarte y porque ahora si tengo que surtirme, pues la "canasta básica" con que me mandaste al mundo, se me ha ido agotando a lo largo de estos años…
Por ejemplo, la paciencia se me acabo por completo, igual que la prudencia y la tolerancia.
Ya me quedan poquitas esperanzas y el frasquito de fe, esta también vacío.
La imaginación también esta escaseando por estos rumbos.
También debes saber que hay cosas de la canasta que ya no necesito como la dependencia y esa facilidad para hacer berrinches, que tantos corajes y problemas me han ocasionado.
Así que quisiera pedirte nuevos productos para la canasta…
Para empezar me gustaría que rellenaras los frascos de paciencia y tolerancia (pero hasta el tope), y mándame por favor el curso intensivo "Como ser mas prudente", volúmenes 1, 2 y 3.
Envíame también varias bolsas grandes, pero "bolsas grandes" de madurez que tanta falta me hace.
También quisiera un costal de sonrisas, de esas que alegran el día a cualquiera.
Te pido que me mandes dos piedras grandes y pesadas para atarlas a mis pies y tenerlos siempre sobre la tierra.
Si tienes por ahí guardada una brújula para orientarme y tomar el camino correcto, te lo agradecería mucho.
Regálame imaginación otra vez; pero no demasiada, porque debo confesar que en algunas ocasiones tome grandes cantidades y me empacho.
Nuevas ilusiones y una doble ración de fe y esperanza también me caería excelente.
Te pido también una paleta de colores para pintar mi vida cuando la vea gris y oscura.
Me sería muy útil un bote de basura para tirar todo lo que me hace daño.
Por favor mándame un frasquito de merthiolate, en lo posible incoloro, una cajita de curitas para sanar mi corazón, porque últimamente ha tropezado bastante y tiene muchos raspones.
Te pido unos disquetes, porque tengo el cerebro lleno de información y necesito espacio para guardar más.
Te pido muchas zanahorias, para tener buena vista y no dejar pasar las oportunidades por no verlas.
Necesito también un reloj grande, muy grande, para que cada vez que lo vea me acuerde de que el tiempo corre y no debo desperdiciarlo.
Podrías mandarme muchísima fuerza y seguridad en mi mismo, se que voy a necesitarlas para soportar los tiempo difíciles y para levantarme cuando caiga.
También quisiera un frasco de pastillas de las que hacen que crezca la fuerza de voluntad y el empeño, para que me vaya bien en la vida y te pido unas tres o cuatro toneladas de "ganas de vivir", para cumplir mis sueños.
Necesito también una pluma con mucha tinta, para escribir todos mis logros y mis fracasos.
Pero más que nada, te pido que me des mucha vida, para lograr todo lo que tengo en mente y para que el día que me vaya contigo, tenga algo que llevarte y veas que no desperdicie el tiempo aquí en la Tierra.
De antemano te agradezco lo que me puedas mandar y te agradezco el doble, todo lo que me mandaste la primera vez.
Con mucho cariño,
YO

domingo, 13 de diciembre de 2009

Lotería




Muchismias gracias Juan Carlos.
A su vez tengo que regalarlo a 5 personas más.
!!! Ya esta !!!!

1. Para Manuel
2. para Pedro
3. para José Maria
4. para Rafael
5. para Pablo Miguel

Ustedes tambien tienen que elegir otros 5 blogs cada uno y hacer igual.
Tienen que enlazar con el blog Alas de plomo que es el que regala la lotería y dejarle un comentario dándole vuestro link y el les dará un número.
Su link es:
Una esperanza... Aunque el mejor premio es tener amigos.
Felicidades para todos
Besitos. Silvi.

VIDEO

El video es un regalo para todos uds.
El que guste se lo puede llevar ... mas
arriba esta el enlace con Youtube.
Que tambien tiene autorizacion para
hacerlo conocer al mundo. Gracias a
todos. Silvi.

La tierra

Niño indio, si estás cansado, tú te acuestas sobre la Tierra, y lo mismo si estás alegre, hijo mío, juega con ella... Se oyen cosas maravillosas al tambor indio de la Tierra: se oye el fuego que sube y baja buscando el cielo, y no sosiega. Rueda y rueda, se oyen los ríos en cascadas que no se cuentan. Se oyen mugir los animales; se oye el hacha comer la selva. Se oyen sonar telares indios. Se oyen trillas, se oyen fiestas. Donde el indio lo está llamando, el tambor indio le contesta, y tañe cerca y tañe lejos, como el que huye y que regresa... Todo lo toma, todo lo carga el lomo santo de la Tierra: lo que camina, lo que duerme, lo que retoza y lo que pena; y lleva vivos y lleva muertos el tambor indio de la Tierra. Cuando muera, no llores, hijo: pecho a pecho ponte con ella, y si sujetas los alientos como que todo o nada fueras, tú escucharás subir su brazo que me tenía y que me entrega, y la madre que estaba rota tú la verás volver entera. Gabriela Mistral

LA HORA DEL MUNDO

MI RED DE ALMAS AMIGAS

Mi Familia

Mi Familia

whos.amung.us - visitor maps

PREMIOS RECIBIDOS


SOBREVIVIENDO