jueves, 13 de mayo de 2010

Argentino fallece en un avión en Madrid ....nadie le avisa a sus familiares

Un argentino murió al abordar un avión en el aeropuerto español de Barajas. Seria algo mas de la vida ... sino fuera por ciertas desprolijidades ... Ninguna autoridad aviso a su familia ... estuvieron nueve días intentando dar con su paradero.
Pablo Mario Stuto, se embarca el 27 de abril, en un vuelo de Iberia en Ezeiza, (Buenos Aires) a Italia, donde residía. Tras hacer una escala en España, se descompensó en el aeropuerto de Barajas, sufrió un infarto y murió.
Sus familiares hicieron la denuncia ante la autoridad competente de Argentina, España e Italia.
Para Argentina, el pasajero estaba en destino ... 
"La terminal 4 de Barajas aseguro que no tenían conocimiento de que ocurriera ningún incidente el pasado 27 de abril" ... La policía Italia entró a su domicilio, constatando que no había llegado.
Una de sus hijas se contactó con el consulado italiano, donde recién el 6 de mayo le confirmaron que su padre había fallecido y que su cuerpo permanecía en el Anatómico Forense, donde iba a ser "donado" en breve ya que nadie lo había reclamado.
Dicen fuentes aeroportuarias, que en casos de defunción, la comunicación a los familiares corresponde a la compañía aérea en cuestión o al juzgado y negaron cualquier tipo de responsabilidad en el hecho
“ya que el pasajero se encontraba en el interior del avión en el momento de su deceso”.
Voceros de Iberia señalaron que en el momento en que preparaban la comunicación a los familiares se recibió un aviso de la Policía Judicial informando que el caso quedaba en sus manos.
“Nos abstuvimos de llamar ya que nos pedían que nos mantuviéramos al margen”.
Y como si todo esto fuera poco ... a la familia le exigen pagar 
"cuatro mil euros, para retirar el cuerpo"
al transcurrir tanto tiempo hay que hacerle un tratamiento especial al cadáver.



“Negligencia en la información” o "estupidez humana"
La familia del fallecido decidió iniciar acciones legales

6 comentarios:

genialsiempre dijo...

Estas cosas son típicas de organizaciones como Iberia, pero la estupidez humana llega a superar todo lo imaginable. lamento que el hacho se produjera en mi país.

José María

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Negligencia y burocracia, sin duda.
Qué pena.

Neogeminis dijo...

Cómo para no iniciar acciones!...qué vergüenza!


Saludos.

LUISA M. dijo...

¡Qué pena para él y su familia! No conocía la noticia, Silvia. Es un cúmulo de despropósitos y desafortunados errores humanos. Desde luego, no creo que los familiares del fallecido deban pagar la mala o nula coordinación entre la compañía aérea, la policía judiacial o quién corresponda la responsabilidad de avisar en estos casos.
Besos.

Pedro dijo...

Supongo que ambas cosas: negligencia por parte de seres humanos estúpidos, incapaces de ponerse en el lugar de otro semejante. Por desgracia abundan por el mundo seres así.
Lamento mucho la noticia.

Un besazo, Silvia.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

no somos importantes a lo ajenos...solo somos eso...viajeros sin nombre... es una pena la deshumanización de la humanidad...besos

VIDEO

El video es un regalo para todos uds.
El que guste se lo puede llevar ... mas
arriba esta el enlace con Youtube.
Que tambien tiene autorizacion para
hacerlo conocer al mundo. Gracias a
todos. Silvi.

La tierra

Niño indio, si estás cansado, tú te acuestas sobre la Tierra, y lo mismo si estás alegre, hijo mío, juega con ella... Se oyen cosas maravillosas al tambor indio de la Tierra: se oye el fuego que sube y baja buscando el cielo, y no sosiega. Rueda y rueda, se oyen los ríos en cascadas que no se cuentan. Se oyen mugir los animales; se oye el hacha comer la selva. Se oyen sonar telares indios. Se oyen trillas, se oyen fiestas. Donde el indio lo está llamando, el tambor indio le contesta, y tañe cerca y tañe lejos, como el que huye y que regresa... Todo lo toma, todo lo carga el lomo santo de la Tierra: lo que camina, lo que duerme, lo que retoza y lo que pena; y lleva vivos y lleva muertos el tambor indio de la Tierra. Cuando muera, no llores, hijo: pecho a pecho ponte con ella, y si sujetas los alientos como que todo o nada fueras, tú escucharás subir su brazo que me tenía y que me entrega, y la madre que estaba rota tú la verás volver entera. Gabriela Mistral

LA HORA DEL MUNDO

MI RED DE ALMAS AMIGAS

Mi Familia

Mi Familia

whos.amung.us - visitor maps

PREMIOS RECIBIDOS


SOBREVIVIENDO