lunes, 5 de abril de 2010

11 mandamientos ... Amor ... PARA UNA VEJEZ FELIZ...¿!!


Nunca olvides que te amoamos …
31/03/2010 
 A 65 años de su natalicio
1.-
Cuidarás tu imagen todos los días.
Vístete bien, arréglate como si fueras a una fiesta.
Qué más fiesta que la vida.
2.-
No te encerrarás en tu casa ni en tu habitación.
Nada de jugar al enclaustrado o al preso voluntario. Saldrás a la calle y al campo de paseo.
El agua estancada se hecha a perder y la máquina inmóvil se enmohece.
3.-
Amarás al ejercicio físico como a ti mismo.
Un rato de gimnasia, una caminata razonable, ejercicios de yoga...
Contra la inercia: Diligencia.
4.-
Evitarás actividades y gestos de viejo derrumbado: nada de cabezas gachas,
espaldas encorvadas, pies arrastrándose. ¡NO!
Que la gente diga un piropo cuando pasas.
5.-
No hablarás de tu vejez ni te quejarás de tus achaques.
Con ello, acabarás por creerte más viejo y enfermo de lo que en realidad estás.
Además, te dejaran solo, porque nadie quiere estar oyendo historias de hospital.
Deja de autoproclamarte viejo y considerarte enfermo!
6.-
Cultivarás el optimismo sobre todas las cosas. Al mal tiempo buena cara.
Sé positivo en los juicios, ten buen humor en las palabras, se alegre de rostro,
amable en los ademanes.
Se tiene la edad que se ejerce. La vejez no es cuestión de años sino un estado de ánimo.
7.-
Serás útil a ti mismo y a los demás.
No eres un parásito ni una rama desgajada voluntariamente del árbol de la vida.
Bástate hasta donde sea posible y siempre que puedas ayuda.
Ayuda con una sonrisa, con un consejo, o un servicio.
8.-
Mantendrás ocupadas tus manos y tu mente.
La actividad es la terapia infalible.
Cualquier actitud laboral, intelectual, artística... 
¡Son medicinas para todos los males!
9.-
Mantendrás vivas y cordiales las relaciones humanas.
Desde luego las del hogar, integrando a todos los miembros de la familia.
Ahí tienes la oportunidad de convivir con todas las edades, niños, jóvenes
y adultos, el perfecto muestrario de la vida.
Luego ensancharás el corazón a los + amigos, con tal que los amigos no sean exclusivamente
viejos como tú.
¡Huye del bazar antigüedades!
10.-
No pensarás que todo tiempo pasado fue mejor.
Deja de estar condenando y maldiciendo este momento.
¡Alégrate de poder ser parte del mismo hoy y ver muchas cosas lindas y nuevas, que en aquellos viejos tiempos no podías ni imaginar!
11.
¡NO TE OLVIDES QUE PARA MANTENER LA SALUD
HAY QUE DIVERTIRSE Y REIR A MENUDO!!
TE QUEREMOS ...
EMI, ELU Y YO TU ... ESPOSA,
DESDE HACE ....MEJOR NI RECORDAR...
PERO MAS DE UNA VIDA...

5 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

me los apunto

Silvi (reikijai) dijo...

Pedro.O.E.Si no lo cuerdas...te lo recordare.Soy mayor tres años,la memoria es uno de mis don.Gracias Besitos.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Silvia:

Qué bonita dedicatoria y qué buenas razones para vivir una vejez plena y feliz.

Todas muy certeras y desde ya comenzaré a ponerlas en práctica.

Abrazos.

P.D. Perdona mi ausencia, estoy tratando de retomar el ritmo.

genialsiempre dijo...

Me suscribo a este maravilloso decálogo e incluyo el punto XI, que es el mejor.

José María

Pedro dijo...

Y eso vale para todos, a cualquier edad y en cualquier lugar.
Tu marido puede considerarse afortunado.
Mis felicitaciones para él también.

Besos para todos.

VIDEO

El video es un regalo para todos uds.
El que guste se lo puede llevar ... mas
arriba esta el enlace con Youtube.
Que tambien tiene autorizacion para
hacerlo conocer al mundo. Gracias a
todos. Silvi.

La tierra

Niño indio, si estás cansado, tú te acuestas sobre la Tierra, y lo mismo si estás alegre, hijo mío, juega con ella... Se oyen cosas maravillosas al tambor indio de la Tierra: se oye el fuego que sube y baja buscando el cielo, y no sosiega. Rueda y rueda, se oyen los ríos en cascadas que no se cuentan. Se oyen mugir los animales; se oye el hacha comer la selva. Se oyen sonar telares indios. Se oyen trillas, se oyen fiestas. Donde el indio lo está llamando, el tambor indio le contesta, y tañe cerca y tañe lejos, como el que huye y que regresa... Todo lo toma, todo lo carga el lomo santo de la Tierra: lo que camina, lo que duerme, lo que retoza y lo que pena; y lleva vivos y lleva muertos el tambor indio de la Tierra. Cuando muera, no llores, hijo: pecho a pecho ponte con ella, y si sujetas los alientos como que todo o nada fueras, tú escucharás subir su brazo que me tenía y que me entrega, y la madre que estaba rota tú la verás volver entera. Gabriela Mistral

LA HORA DEL MUNDO

MI RED DE ALMAS AMIGAS

Mi Familia

Mi Familia

whos.amung.us - visitor maps

PREMIOS RECIBIDOS


SOBREVIVIENDO