martes, 31 de marzo de 2009

... El Verdadero Amor ...¡!!




En algún momento un médico determinará que mi corazón ha dejado de latir y que mi vida se ha terminado. ...Cuando esto ocurra,... no traten de resucitarme mecánicamente… no utilicen esos fríos aparatos... dondequiera que esta… me encuentre no le llamen "mi lecho de muerte". ... Será "mi lecho de vida " dejen que mi cuerpo migre, a ayudar a otros.… y puedan tener una vida plena. ...Den mi vista, a alguien que nunca haya contemplado un amanecer,… la cara de un bebé… o el amor en los ojos de una mujer. ...Den mi corazón,… a quien el suyo solo le haya causado tediosos días de dolor. ...Den mi sangre, a algún adolescente rescatado de entre las ruinas de un automóvil accidentado, para que pueda vivir y llegar a disfrutar del juego de sus nietos. ...Den mis riñones para que alguien no tenga que depender de una maquina para seguir existiendo….Tomen mis huesos,… mis músculos,… todas y cada una de las fibras y nervios de mi cuerpo;… encuentren la manera de hacer caminar a un niño paralítico. ...Exploren… analicen… busquen en cada rincón de mi cerebro. .. De ser necesario, tomen todas las células para que algún día un niño… mudo pueda gritar con emoción un gol… y una niña sorda pueda oír el sonido de la lluvia golpear contra los cristales de la ventana. ...Cremen lo que quede de mí... arrojen mis cenizas a los cuatro vientos,... para ayudar así a que crezcan las flores. ... Y si sienten la necesidad de enterrar algo,... les dejo mis defectos,... mis debilidades y todos mis perjuicios...Mi alma, se la entregan a D-os. ... si por casualidad alguien quiere recordarme,... que sea con una hermosa palabra o acción para quien lo necesite. ... Recuerden que fue el pedido de mi padre… que yo respete… Si hacen lo que les pido, viviré eternamente. ... ¡!!

6 comentarios:

genialsiempre dijo...

No podía ser de otra forma, aunque te conozco solo virtualmente, Silvia, sabía que podía esperar de tí esa forma de desprendimiento. Estoy totalmente de acuerdo, que aprovechen nuestro órganos para los que lo necesiten.

Besos,

José María

Shingen dijo...

Eternamente se vive, cuando se vive de esa forma que describes y cuando se desaparece de esa forma... nada desaparece, el alma se queda, el amor se queda en forma de energía... los recuerdos se quedan, escondidos entre las lágrimas.

Hermosa reflexión Silvi, te felicito. Un beso muy grande y lleno de energía.

David

Cornelivs dijo...

AMEN.

Yo también soy donante universal de organos Silvia.

Despues de extraer lo que se pueda aprovechar...que me quemen. No pienso dejarle a los gusanos ni la más mínima brizna.

Un beso enorme.

amor y libertad dijo...

y aunque no lo hagamos, vivirás eternamente, te lo digo yo

Pedro dijo...

Tú morarás en la eternidad, allá donde el amor conduce a las almas divinas.
Tendré que guardar bien este post, puede que algún día te lo copie para mi testamento. También yo soy donante de órganos.

Besos.

Selma dijo...

¡Que hermoso este Testamento de VIDA, Silvi.. No podías haber escrito nada más hermoso ni esperanzador...

Pero para que se cumplan todas esas cosas falta mucho, mucho tiempo...

Dulces besos mi Niña..

VIDEO

El video es un regalo para todos uds.
El que guste se lo puede llevar ... mas
arriba esta el enlace con Youtube.
Que tambien tiene autorizacion para
hacerlo conocer al mundo. Gracias a
todos. Silvi.

La tierra

Niño indio, si estás cansado, tú te acuestas sobre la Tierra, y lo mismo si estás alegre, hijo mío, juega con ella... Se oyen cosas maravillosas al tambor indio de la Tierra: se oye el fuego que sube y baja buscando el cielo, y no sosiega. Rueda y rueda, se oyen los ríos en cascadas que no se cuentan. Se oyen mugir los animales; se oye el hacha comer la selva. Se oyen sonar telares indios. Se oyen trillas, se oyen fiestas. Donde el indio lo está llamando, el tambor indio le contesta, y tañe cerca y tañe lejos, como el que huye y que regresa... Todo lo toma, todo lo carga el lomo santo de la Tierra: lo que camina, lo que duerme, lo que retoza y lo que pena; y lleva vivos y lleva muertos el tambor indio de la Tierra. Cuando muera, no llores, hijo: pecho a pecho ponte con ella, y si sujetas los alientos como que todo o nada fueras, tú escucharás subir su brazo que me tenía y que me entrega, y la madre que estaba rota tú la verás volver entera. Gabriela Mistral

LA HORA DEL MUNDO

MI RED DE ALMAS AMIGAS

Mi Familia

Mi Familia

whos.amung.us - visitor maps

PREMIOS RECIBIDOS


SOBREVIVIENDO