domingo, 10 de agosto de 2008

Azúcar, pimienta y sal

4 comentarios:

Adrielle dijo...

Visite meu blog.

www.vivendoaoextremo.blogspot.com

Beijos e abraços!

Maria Jesús dijo...

Me ha encantado disfrutar de un agradable café en la terraza del bar de tu video con esta suave música de fondo que nos propones. Besos

Catalina Zentner dijo...

El ritmo milonguero acompaña el andar por estos rincones.

Visité Albaindia, si alguna vez viajo a Buenos Aires, me gustaría conocer el sitio personalmente.

Estaremos en contacto.

Abrazos,

AGUALUNA dijo...

Que linda milonga, siempre me han gustado por sus compases tan alegres.

Mi amiga del alma, vengo a dejarte un beso cargado de todo mi cariño, por estar siempre dàndome tan bellas palabras y por enviarme tan bellos mensajes.

De verdad mi niña, espero volver a ver la luz y encontrar las posibilidades que necesito para salir adelante.

Te dejo un beso lleno de miel y unas rosas blancas para que acompañen tu bello corazòn.

Silvita querida, gracias por todo ; te quiero mucho!

Agualuna

VIDEO

El video es un regalo para todos uds.
El que guste se lo puede llevar ... mas
arriba esta el enlace con Youtube.
Que tambien tiene autorizacion para
hacerlo conocer al mundo. Gracias a
todos. Silvi.

La tierra

Niño indio, si estás cansado, tú te acuestas sobre la Tierra, y lo mismo si estás alegre, hijo mío, juega con ella... Se oyen cosas maravillosas al tambor indio de la Tierra: se oye el fuego que sube y baja buscando el cielo, y no sosiega. Rueda y rueda, se oyen los ríos en cascadas que no se cuentan. Se oyen mugir los animales; se oye el hacha comer la selva. Se oyen sonar telares indios. Se oyen trillas, se oyen fiestas. Donde el indio lo está llamando, el tambor indio le contesta, y tañe cerca y tañe lejos, como el que huye y que regresa... Todo lo toma, todo lo carga el lomo santo de la Tierra: lo que camina, lo que duerme, lo que retoza y lo que pena; y lleva vivos y lleva muertos el tambor indio de la Tierra. Cuando muera, no llores, hijo: pecho a pecho ponte con ella, y si sujetas los alientos como que todo o nada fueras, tú escucharás subir su brazo que me tenía y que me entrega, y la madre que estaba rota tú la verás volver entera. Gabriela Mistral

LA HORA DEL MUNDO

MI RED DE ALMAS AMIGAS

Mi Familia

Mi Familia

whos.amung.us - visitor maps

PREMIOS RECIBIDOS


SOBREVIVIENDO