lunes, 2 de mayo de 2011

Se dice, se escucha.

Si el hombre dice justicia, venganza es lo que se escucha.

8 comentarios:

Juan Carlos Lozano dijo...

Los gritos mas desesperados, son los menos escuchados.... hay una necedad sin medidas..

besitos
juank.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Silvia:

"Con la vara que midas seréis medido, no hagas a otro lo que no quieras que hagan contigo, el que a hierro mata a hierro muere"

Tres frases Bíblicas que posiblemente nos den una luz sobre lo que está sucediendo en el mundo.

Abrazos.

genialsiempre dijo...

Hay que ser víctima para comprender

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Llevas mucha razón...confundimos justicia con venganza....besos

Neogeminis dijo...

No se puede pretender que quien es víctima hable sin caer en la tentación de la venganza, por eso es imprescindible que la justicia permanezca imparcial y sin presiones.
Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Y no son conceptos sinónimos.
Besos.

Atapuerques dijo...

Es de justicia reconocer que aquí se "pintan" muy bien las palabras. Mucha salud

RAFAEL LIZARAZO dijo...

"Madre es una mujer
hermosa como ninguna,
es la que nos vio nacer
y nos arrulló en la cuna"

¡Feliz día..!

Abrazos.

VIDEO

El video es un regalo para todos uds.
El que guste se lo puede llevar ... mas
arriba esta el enlace con Youtube.
Que tambien tiene autorizacion para
hacerlo conocer al mundo. Gracias a
todos. Silvi.

La tierra

Niño indio, si estás cansado, tú te acuestas sobre la Tierra, y lo mismo si estás alegre, hijo mío, juega con ella... Se oyen cosas maravillosas al tambor indio de la Tierra: se oye el fuego que sube y baja buscando el cielo, y no sosiega. Rueda y rueda, se oyen los ríos en cascadas que no se cuentan. Se oyen mugir los animales; se oye el hacha comer la selva. Se oyen sonar telares indios. Se oyen trillas, se oyen fiestas. Donde el indio lo está llamando, el tambor indio le contesta, y tañe cerca y tañe lejos, como el que huye y que regresa... Todo lo toma, todo lo carga el lomo santo de la Tierra: lo que camina, lo que duerme, lo que retoza y lo que pena; y lleva vivos y lleva muertos el tambor indio de la Tierra. Cuando muera, no llores, hijo: pecho a pecho ponte con ella, y si sujetas los alientos como que todo o nada fueras, tú escucharás subir su brazo que me tenía y que me entrega, y la madre que estaba rota tú la verás volver entera. Gabriela Mistral

LA HORA DEL MUNDO

MI RED DE ALMAS AMIGAS

Mi Familia

Mi Familia

whos.amung.us - visitor maps

PREMIOS RECIBIDOS


SOBREVIVIENDO