jueves, 20 de enero de 2011

Ver crecer a nuestros hijos.

Emi y Elu a los 6 meses 
 A los 4 años
 Emi con Guadalupe (novia)
 Elu con Ari (novio)
Emi, Elu y sus respectivos amores
20 años después.

Todo papa disfruta, ver crecer sus hijos. ….  atentos a cada cambio, a cada etapa…

Los vemos andar el camino hacia la autonomía.
Sus logros son nuestras pequeñas grandes despedidas.
También nuestro orgullo y alegría.
Nostalgia de tiempos idos; el recuerdo nuestra compañía.
Nuestros bebes han crecidos, es ley de vida.
Silvi Zak / सिल्वी जाक 

6 comentarios:

Juan Carlos Lozano dijo...

No existe algo más hermoso que los hijos.... quién ha carecido de ellos sabe bien lo que es su falta.. Jamás nadie, puede quitar ese placer y esa satisfacción a una madre.

un besito, hermosa familia
juank

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

van creciendo, cuando menos acuerdas se hicieron mayores...aún mi pequeño me deja jugar con él...besos

silvi dijo...

Juan Carlos... Así es ¡!! Por ellos mi vida.Besos.

silvi dijo...

Nanuel.Sigo jugando,soy las que saca las fotos.Aunque se enojen.Si ellos son felices... también,yo.Besos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Yo me miro siempre en los ojos de mi hija. Qué maravilla.
Besos.

caminoagaia dijo...

Los hijos nos hacen preocuparnos por el futuro mas allá de nuestro futuro.
Así nos enseñan a trascender.
Un abrazo

VIDEO

El video es un regalo para todos uds.
El que guste se lo puede llevar ... mas
arriba esta el enlace con Youtube.
Que tambien tiene autorizacion para
hacerlo conocer al mundo. Gracias a
todos. Silvi.

La tierra

Niño indio, si estás cansado, tú te acuestas sobre la Tierra, y lo mismo si estás alegre, hijo mío, juega con ella... Se oyen cosas maravillosas al tambor indio de la Tierra: se oye el fuego que sube y baja buscando el cielo, y no sosiega. Rueda y rueda, se oyen los ríos en cascadas que no se cuentan. Se oyen mugir los animales; se oye el hacha comer la selva. Se oyen sonar telares indios. Se oyen trillas, se oyen fiestas. Donde el indio lo está llamando, el tambor indio le contesta, y tañe cerca y tañe lejos, como el que huye y que regresa... Todo lo toma, todo lo carga el lomo santo de la Tierra: lo que camina, lo que duerme, lo que retoza y lo que pena; y lleva vivos y lleva muertos el tambor indio de la Tierra. Cuando muera, no llores, hijo: pecho a pecho ponte con ella, y si sujetas los alientos como que todo o nada fueras, tú escucharás subir su brazo que me tenía y que me entrega, y la madre que estaba rota tú la verás volver entera. Gabriela Mistral

LA HORA DEL MUNDO

MI RED DE ALMAS AMIGAS

Mi Familia

Mi Familia

whos.amung.us - visitor maps

PREMIOS RECIBIDOS


SOBREVIVIENDO