jueves, 25 de febrero de 2010

Estoy aprendiendo.




Estoy aprendiendo a aceptar las personas ,
aun cuando ellas me decepcionan.
Cuando huyen del ideal que tengo para ellas.
Cuando me hieren con palabras o
acciones impensadas.
Es dificil aceptar a las personas como son,
no como yo deseo que ellas sean.
Difícil es, MUY DIFICIL, estoy aprendiendo ...
Estoy aprendiendo a amar,
Estoy aprendiendo a escuchar,
con los oídos, los ojos, con el alma.
Escuchando lo que dice el corazón,
los hombros caídos,
las manos inquietas.
Escuchando el mensaje que se esconde
por entre palabras superficiales.
Descubrir la angustia disfrazada,
la inseguridad enmascarada,
la soledad encubierta.
Penetrar la sonrisa fingida,
la alegría simulada,
la vanagloria exagerada.
Descubrir el dolor en cada corazón.
Poco a poco, estoy aprendiendo a amar.
Estoy aprendiendo a perdonar.
Porque el amor perdona, lanza fuera tristeza,
cura las cicatrices, que la incomprensión y
la insensibilidad grabaron en el corazón.
El amor no alimenta heridas con pensamientos dolorosos,
cultivo sin ofensas con lástimas y autocompasión.
El amor perdona, olvida,
extingue todos los trazos de dolor en el corazón.
Poco a poco ...
Estoy aprendiendo a perdonar, a amar,
Estoy aprendiendo a descubrir
el valor que se encuentra dentro
de cada vida, de todas las vidas.
Valor enterrado por el rechazo,
la falta de comprensión,
cariño y aceptación,
Por las duras experiencias vividas a
lo largo de los años.
Estoy aprendiendo a ver,
en las personas su alma,
las posibilidades que la vida les dio.
Estoy aprendiendo, pero
¡Cómo es de lento el aprendizaje!
¡Que dificil es amar Incondicionalmente!
Seguiré tropezando, cometiendo errores,
En este andar por la vida ...
Estoy aprendiendo ...

Estoy alejada medio ... por mi problema odontológico, hoy me hacen otra cirugía, me esta llevando mas días de lo calculado. Tiempo que aprovecho para hacer Chequeos y estudios médicos de rutina. Sino hay ninguna complicación el lunes, el regreso. Siempre en mi corazón. Silvi.

7 comentarios:

Pedro dijo...

Nuestra eterna tarea: el aprendizaje. Es algo que nunca dejamos de hacer, o al menos no debemos dejar, nos mantiene con vida.
Sabias palabras, como siempre.

Espero que te sea leve ese tratamiento y termine prontito.

Un beso.

juank dijo...

Dios bendiga al que ama, y a aquel que sea objeto de ese amor.... Porque no hay nada más bello en esta vida que el amor cuando es compartido por dos.

un abrazo
juank.

genialsiempre dijo...

Claro Silvia, y como tú eres inteligente seguirás siempre aprendiendo porque además no hay dos iguales. Así es este complejo mundo que nos ha tocado.

José María

Cornelivs dijo...

Lo importante es querer aprender, pero quererlo de todo corazón.

Besos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Siempre estamos aprendiendo estas cosas, querida amiga.

Myr dijo...

Para querer y aceptar al otro com es, primero hay que quererse y aceptarse a uno mismo. Luego, es más facil lo otro.

Besos

Nico Carreño dijo...

Me gustó mucho el blog. Antes, a punta de una pluma se recalcaban las emociones en un papel. Hoy, tu a punta de la teconología lo haces en este blog. Gracias.

Aprovecho y te dejo la invitación para que te pases por el mío.

Saludos!

VIDEO

El video es un regalo para todos uds.
El que guste se lo puede llevar ... mas
arriba esta el enlace con Youtube.
Que tambien tiene autorizacion para
hacerlo conocer al mundo. Gracias a
todos. Silvi.

La tierra

Niño indio, si estás cansado, tú te acuestas sobre la Tierra, y lo mismo si estás alegre, hijo mío, juega con ella... Se oyen cosas maravillosas al tambor indio de la Tierra: se oye el fuego que sube y baja buscando el cielo, y no sosiega. Rueda y rueda, se oyen los ríos en cascadas que no se cuentan. Se oyen mugir los animales; se oye el hacha comer la selva. Se oyen sonar telares indios. Se oyen trillas, se oyen fiestas. Donde el indio lo está llamando, el tambor indio le contesta, y tañe cerca y tañe lejos, como el que huye y que regresa... Todo lo toma, todo lo carga el lomo santo de la Tierra: lo que camina, lo que duerme, lo que retoza y lo que pena; y lleva vivos y lleva muertos el tambor indio de la Tierra. Cuando muera, no llores, hijo: pecho a pecho ponte con ella, y si sujetas los alientos como que todo o nada fueras, tú escucharás subir su brazo que me tenía y que me entrega, y la madre que estaba rota tú la verás volver entera. Gabriela Mistral

LA HORA DEL MUNDO

MI RED DE ALMAS AMIGAS

Mi Familia

Mi Familia

whos.amung.us - visitor maps

PREMIOS RECIBIDOS


SOBREVIVIENDO