viernes, 1 de enero de 2010

No te rindas... Mario Benedetti




Aceptar tus sombras,
enterrar tus miedos,
liberar el lastre,
retomar el vuelo.
No te rindas, aún estás a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
No te rindas que la vida es eso,
No te rindas
que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros
y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas
Aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda,
y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma
aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya
y tuyo también el deseo
porque lo has querido
y porque te quiero
porque existe el vino
y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no
cure el tiempo.
Abrir las puertas,
quitar los cerrojos,
abandonar las murallas
que te protegieron.
vivir la vida y aceptar el reto,
Desplegar las alas
e intentar de nuevo,
celebrar la vida y
retomar los cielos.
Recuperar la risa,
ensayar el canto,
bajar la guardia y
extender las manos,
No te rindas, por favor no cedas
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
aún hay vida en tus sueños
porque cada día es un comienzo nuevo
porque ésta es la hora y el mejor momento.
porque yo te quiero.
Porque no estás sola

3 comentarios:

genialsiempre dijo...

Creo que lo peor que pasó en 2009 fue la pérdida del gran maestro Benedetti. Confieso que soy un gran admirador, por lo tanto todo lo que se ponga de él me hace feliz.

José María

Ana dijo...

Un gran poema de un gran maestro...Me encanta.

Muchos besitos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

No nos rindamos. Gracias por Benedetti.

VIDEO

El video es un regalo para todos uds.
El que guste se lo puede llevar ... mas
arriba esta el enlace con Youtube.
Que tambien tiene autorizacion para
hacerlo conocer al mundo. Gracias a
todos. Silvi.

La tierra

Niño indio, si estás cansado, tú te acuestas sobre la Tierra, y lo mismo si estás alegre, hijo mío, juega con ella... Se oyen cosas maravillosas al tambor indio de la Tierra: se oye el fuego que sube y baja buscando el cielo, y no sosiega. Rueda y rueda, se oyen los ríos en cascadas que no se cuentan. Se oyen mugir los animales; se oye el hacha comer la selva. Se oyen sonar telares indios. Se oyen trillas, se oyen fiestas. Donde el indio lo está llamando, el tambor indio le contesta, y tañe cerca y tañe lejos, como el que huye y que regresa... Todo lo toma, todo lo carga el lomo santo de la Tierra: lo que camina, lo que duerme, lo que retoza y lo que pena; y lleva vivos y lleva muertos el tambor indio de la Tierra. Cuando muera, no llores, hijo: pecho a pecho ponte con ella, y si sujetas los alientos como que todo o nada fueras, tú escucharás subir su brazo que me tenía y que me entrega, y la madre que estaba rota tú la verás volver entera. Gabriela Mistral

LA HORA DEL MUNDO

MI RED DE ALMAS AMIGAS

Mi Familia

Mi Familia

whos.amung.us - visitor maps

PREMIOS RECIBIDOS


SOBREVIVIENDO