martes, 10 de junio de 2008

EL EQUIPAJE DE LA VIDA...

1 comentario:

Juan Carlos Lozano dijo...

hay un viejo cuento oriental, en el cual se compara a la persona con un carro.

Una rueda es la de los deseos, y unida a ella solidamente por un eje rigido, esta la rueda del sufrimiento.

cuanto mas carga se coloca encima, mas se fuerzan los deseos pero tambien el sufrimiento. hasta que llega un punto donde el carro no da mas. y las ruedas se parten.

entonces la vida misma te obliga a dejar carga atras. Todas las cosas pasan por una razón.

De modo que para reparar el maltrecho carro, es necesario sacar todo afuera. arreglar las ruedas, y luego ver que se volverá a colocar y que se abandonará.

recomiendan los maestros, primero colocar aquello que seguramente necesitaras. Lo que es tu necesidad.

Y dejar en el camino lo superfluo. Que aunque hayan sido bellos deseos, no son necesarios para la vida. Y asi no habrá ningun error.

En la vida todas las personas perdemos cosas, al dejarlas atras. Y al hacerlo perdemos sufrimiento, aunque tambien renunciamos a nuestros deseos. Ya que ellos son los que nos cargan de mas.

Todas las cosas sucenden entonces por una razon. Y dado que en la vida lo mas necesario es el amor, nunca lo vayas a dejar en el camino. Porque para vivir lo necesitaras. Es quizas un articulo de primera necesidad. Porque de que vale un plato de comida sin amor.

besos
me encanto el video.

VIDEO

El video es un regalo para todos uds.
El que guste se lo puede llevar ... mas
arriba esta el enlace con Youtube.
Que tambien tiene autorizacion para
hacerlo conocer al mundo. Gracias a
todos. Silvi.

La tierra

Niño indio, si estás cansado, tú te acuestas sobre la Tierra, y lo mismo si estás alegre, hijo mío, juega con ella... Se oyen cosas maravillosas al tambor indio de la Tierra: se oye el fuego que sube y baja buscando el cielo, y no sosiega. Rueda y rueda, se oyen los ríos en cascadas que no se cuentan. Se oyen mugir los animales; se oye el hacha comer la selva. Se oyen sonar telares indios. Se oyen trillas, se oyen fiestas. Donde el indio lo está llamando, el tambor indio le contesta, y tañe cerca y tañe lejos, como el que huye y que regresa... Todo lo toma, todo lo carga el lomo santo de la Tierra: lo que camina, lo que duerme, lo que retoza y lo que pena; y lleva vivos y lleva muertos el tambor indio de la Tierra. Cuando muera, no llores, hijo: pecho a pecho ponte con ella, y si sujetas los alientos como que todo o nada fueras, tú escucharás subir su brazo que me tenía y que me entrega, y la madre que estaba rota tú la verás volver entera. Gabriela Mistral

LA HORA DEL MUNDO

MI RED DE ALMAS AMIGAS

Mi Familia

Mi Familia

whos.amung.us - visitor maps

PREMIOS RECIBIDOS


SOBREVIVIENDO